Preloader Image 1 Preloader Image 2

Conoce el Programa Jóvenes Construyendo el Futuro

Uno de los programas más importantes del Gobierno mexicano para promover el desarrollo de los jóvenes de entre 18 y 29 años. Más información aquí.

Programa Jóvenes Construyendo Futuro
Fuente: Programa Jóvenes Construyendo Futuro

Los jóvenes son la gran masa de la población económicamente activa, ya que, representan la fuerza de trabajo que puede impulsar el desarrollo y crecimiento de un país. No obstante, para lograr que esto realmente funcione como se expresa en la teoría, es necesario que esta población se capacite y participe en programas de formación que le permitan insertarse en las diferentes actividades económicas.

Es por este motivo que, en México, se han comenzado a impulsar diferentes programas sociales con la intención de fomentar el crecimiento en diferentes aspectos, de esta población que resulta no solo necesaria, sino crucial para el desarrollo del país.

En este sentido, queremos presentar el programa Jóvenes Construyendo Futuro, una propuesta de los Programas para el Bienestar impulsados por el Gobierno de México, el cual tiene como objetivo principal apoyar a los jóvenes durante sus estudios, ofreciendo programas de capacitación gratuitos en puestos de trabajo vigentes y reales que les permitan explorar sus capacidades y reconocer en qué son buenos, de tal modo que, más adelante, esto les permita insertarse en el mundo laboral con mayor facilidad.

Como verás, es un programa bastante prometedor y si te interesa conocer más al respecto, solo debes seguir leyendo para enterarte de todo el apoyo que da el Estado a los jóvenes del país.

Qué es el programa y a quién está dirigido

Este es un programa que está dirigido a los jóvenes con edades comprendidas entre 18 y 29 años de edad, específicamente a aquellos que no hayan estudiado o no estén estudiando y que, además, no cuenten con ningún trabajo u oficio. Esto con la intención de que los mismos puedan desarrollar ciertas habilidades al ser asignados a un espacio de trabajo donde deberán cumplir con las tareas que se le asignan.

De este modo, este programa constituye una especie de solución a la problemática del empleo y de los problemas de estudio que puedan presentarse en cada caso en particular, garantizando también el derecho al trabajo que es fundamental para los jóvenes de estas edades.

Además, este programa no solo se limita a ofrecer trabajo, sino que también proporciona un apoyo económico mensual a los jóvenes inscritos en el mismo, el cual es el equivalente al salario mínimo establecido para el año 2023, es decir, de 6.310 pesos. De este modo, los jóvenes no solo estarán trabajando y aprendiendo en un área de su interés, sino que también podrán percibir un sueldo mínimo que será de ayuda para solventar su situación económica.

Por si fuera poco, los jóvenes que forman parte del programa, también podrán recibir un servicio de seguro médico del IMSS, el cual será de utilidad al momento de tratar enfermedades, obtener licencias de maternidad e incluso, atender situaciones de riesgos laborales.

Como verás, se trata de un programa bastante completo, que ofrece una gran variedad de beneficios para que los jóvenes puedan estar tranquilos mientras se forman directamente en el ámbito laboral, lo que les permitirá obtener mayores capacidades y herramientas para obtener otros empleos o profesionalizarse en el área más adelante.

Cómo funciona el programa Jóvenes Construyendo Futuro

Si bien este programa es muy prometedor en lo que respecta a los beneficios y oportunidades que representa para los beneficiarios, también es importante saber que incluye una serie de responsabilidades que deben tenerse en consideración.

Así pues, se debe tener en consideración que el programa inicia desde el momento de la inscripción del beneficiario, que posteriormente será asignado a un centro de trabajo donde se seleccionará un tutor que trabajará con él durante este periodo. El tutor será aquella persona encargada de evaluar su progreso y desempeño en la empresa, además de proporcionar todas las herramientas y recursos necesarios para garantizar que el aprendiz pueda realizar un buen trabajo en todo momento.

La finalidad de la asignación del tutor, es que el beneficiario se sienta acompañado en todo momento y que tenga a alguien a quien acudir en caso de que se presente algún inconveniente o que tenga dudas respecto al trabajo que debe realizar, siendo esta una de las grandes ventajas de este programa, el cual evita que los jóvenes se sientan desamparados durante esta etapa compleja de inserción al mundo laboral.

Una vez que haya finalizado el proceso de capacitación, el aprendiz recibirá un certificado de acreditación de las habilidades que ha adquirido durante este proceso. Incluso, tendrá la opción de ser contratado en el centro de trabajo en el cual ha recibido formación. No obstante, si no se concreta la contratación, también se podrá a su disposición una serie de opciones para que pueda seleccionar la que resulte más favorecedora para comenzar a aplicar los conocimientos adquiridos en un ambiente laboral.

Una de las grandes ventajas que ofrece este programa en comparación a otras opciones similares, es que las prácticas profesionales se realizan en entornos de trabajo real, donde el beneficiario se enfrenta a desafíos propios del mundo laboral, con el acompañamiento de un tutor que será la pieza clave en caso de que se presenten dificultades. 

De este modo, el joven no solo se prepara académicamente, sino que se forma en función de las necesidades de la empresa para la cual está trabajando, con la posibilidad de usar estas habilidades en otros campos de trabajo similares que requieran de sus servicios y conocimientos.

Requisitos para postularse al programa

Si consideras que puedes ser parte de este programa de formación y capacitación de jóvenes en edad activa, ten en cuenta que deberás cumplir con ciertos requisitos para poder inscribirte, dentro de los cuales destacan los siguientes:

  1. El postulante debe tener una edad comprendida entre 18 y 29 años para poder acceder al programa Jóvenes Construyendo Futuro.
  2. El solicitante debe declarar que no está trabajando ni estudiando al momento de inscribirse en el programa, de lo contrario, no será posible acceder al mismo, ya que está reservado para jóvenes en condición de desocupación.
  3. Se requiere un documento de identidad vigente.
  4. Se requiere CURP.
  5. El solicitante debe presentar un comprobante de domicilio vigente, el cual puede ser un recibo de servicios básicos como agua, electricidad o telefonía. Es importante tener en cuenta que el recibo no puede tener más de tres meses de emisión.
  6. Para postularse, el usuario debe inscribirse a través de la plataforma web, o también puede dirigirse a Secretaría del Trabajo y Previsión Social, donde deberá llenar el formulario de registro.
  7. Es necesario contar con una fotografía del rostro, sin ningún tipo de ediciones o modificaciones, en la cual, el usuario debe sostener la ficha de registro que ha sido emitida por el programa.
  8. Se incluye una carta de compromiso donde el solicitante demuestra estar de acuerdo con las condiciones y reglas establecidas para el programa.
  9. El solicitante debe autorizar el uso de sus datos personales con fines administrativos.
  10. En el caso de los extranjeros, es posible aplicar para el programa siempre y cuando se cuente con un documento legal que acredite su estancia en el país, el cual debe ser emitido por las autoridades de migración.

Otras consideraciones sobre el Programa

Programa Jóvenes Construyendo Futuro
Fuente: Programa Jóvenes Construyendo Futuro

Si estás pensando en iniciar en el Programa Jóvenes Construyendo Futuro, debes tener en consideración que deberás asistir al Centro de Trabajo en los días y horarios que se establezcan los cuales suelen incluir entre 5 u 8 horas al día, los 5 días de la semana. Es importante que no estés realizando otra actividad adicional, porque de lo contrario, no podrás aplicar para el programa.

Si te gustaría que tu centro de trabajo sea parte de este programa, puedes postular, teniendo en cuenta que, una persona física puede asumir la tutoría de un máximo de 5 aprendices, mientras que una institución pública o empresa de gran tamaño, puede asumir hasta 50 aprendices para la capacitación.

Las tareas y asignaciones para los aprendices serán designadas en función de las necesidades de tu empresa, siempre y cuando estas estén contempladas dentro de las reglas y condiciones del programa. 

Una vez que finalice el proceso de capacitación, tanto el aprendiz como en Centro de Trabajo en el cual ha realizado sus prácticas profesionales, recibirán un certificado que acredite las labores desempeñadas, así como también el compromiso social adquirido al momento de participar en este programa de formación. Esto quiere decir que, ambas partes obtendrán beneficios de esta relación, lo que resulta de gran utilidad para aprovechar al máximo a esta población.



Written By

Formado em direito Especialista em economia, investimento e finanças pessoal. Seu foco é mudar a vida financeira das pessoas.