Preloader Image 1 Preloader Image 2

Conoce el Programa Sembrando Vida

Descubre el programa social que promueve el fortalecimiento del campo y el apoyo a los mexicanos rurales. Sigue leyendo para saber más.

El Programa Sembrando Vida
Fuente: El Programa Sembrando Vida

El sector de alimentación y agricultura es uno de los más importantes para la economía y bienestar social del país, de allí que no sea de extrañar que el Gobierno Nacional haya decidido implementar ciertas acciones para fortalecer este rubro y mejorarlo significativamente.

De este modo, ha nacido el Programa Sembrando Visa, el cual está dirigido especialmente a los sembradores y sembradoras del país, con lo cual se pretende impulsar la eficiencia alimentaria en los. De este modo, también será posible recuperar algunos sectores como la calidad de vida y el medio ambiente, siendo estos otros beneficios derivados del mismo plan.

Este plan es una medida bastante fuerte y contundente que está pensada para poner fin a la pobreza y evitar la degradación del medio ambiente. Gracias a ello, se espera que se incluyan más beneficios que otros ámbitos asociados a la alimentación y al bienestar social.

Qué es el Programa Sembrando Vida

El Programa Sembrando Vida es una alternativa integral que intenta que las comunidades trabajen en función de un mismo objetivo, que es el de alcanzar la sustentabilidad en el ámbito social, económico y ambiental.

Del mismo modo, podemos decir que está pensado con la intención de atender dos problemas principales que son la pobreza en el área rural y la degradación del medio ambiente, todo ello comprendiendo que, a grandes rasgos, estas son las causas generales de que existan desequilibrios e inconsistencias en el proceso de producción y distribución de alimentos.

Por otra parte, Sembrando Vida busca rescatar el campo y sus actividades, fomentando el desarrollo agropecuario en sus diferentes rubros, lo que, a su vez, permitirá regenerar el tejido social que es indispensable para que la cadena de producción pueda mantenerse con cierta estabilidad. 

Como último objetivo, este programa está enfocado en reactivar la actividad económica, lo cual solo es posible a través de una visión integral, comprendiendo que lo social, lo ambiental y lo cultural no son elementos separados, sino que todos forman parte de las comunidades. Solo de este modo es posible comprender que existe una mayor cohesión social, lo que, a su vez, es ideal para poder generar nuevas opciones que fomenten el desarrollo de la economía.

Las bases productivas

La implementación de este plan está asociado al fortalecimiento de las bases productivas, que atienden un ámbito específico, dentro de las cuales podemos hacer referencia a las siguientes:

  1. SAF

Hace referencia a los Sistemas Agroforestales, lo que incluye árboles maderables y frutales. Para ello, se pretende hacer uso de tecnologías y mecanismos para el desarrollo de la tierra, que a su vez proponen a futuro la opción de mezclar diferentes tipos de árboles para hacer cultivos cada vez más efectivos, especialmente cuando hablamos en términos de tiempo, espacio y recursos.

Todo ello desde una visión sostenible, que no ponga en riesgo el medio ambiente y que sea accesible para la comunidad, de tal forma que pueda ser ella misma quien fomente el proyecto y ponga en práctica estas nuevas formas de cultivo.

  1. MIAF

Estas siglas hacen referencia a Milpa Intercalada entre Árboles Frutales, siendo este uno de los Sistemas Agroforestales o SAF, también conocido como cultivo intercalado, el cual tiene como propósito aumentar la producción de maíz y de frijoles que son los alimentos por excelencia que garantizan la seguridad alimentaria en los sectores rurales.

Así mismo, es posible aumentar el contenido de materia orgánica, controlando además la erosión del suelo a causa de las corrientes de agua, lo que permite al mismo tiempo, hacer uso más eficiente del agua de lluvia.

  1. CAC

Este sector o área productiva está relacionado directamente con las Comunidades de Aprendizaje Campesino (CAC) las cuales tienen como propósito reunir a una comunidad de al menos 25 personas con un interés en común, de tal como que puedan reunirse para generar conocimiento e intercambiar experiencias en función de sus procesos de producción, formas de cultivo, entre otras habilidades.

La importancia de estas comunidades de aprendizaje, es que permite que los campesinos puedan intercambiar entre sí las modalidades de acción frente a ciertas circunstancias, lo que, a su vez, permite desarrollar las formas de producción, haciéndolas cada vez más eficientes y efectivas.

  1. Viveros Comunitarios

Hace referencia a las instalaciones que se emplean para el cultivo, así como también para el cultivo de las plantas que van a ser utilizadas en las bases productivas SAF y MIAF, de hecho, se estima que estas deben estar ubicadas cerca de las unidades de producción, para que puedas ser atendidas por las personas asociadas al Programa Sembrando Vida.

  1. Biofábricas

Se refiere a la instalación de maquinarias y sistemas para la elaboración de biofermentos, caldos minerales y biopreparados, así como también otras sustancias orgánicas que sean de utilidad para promover el desarrollo de la agricultura orgánica, vinculando las biofábricas con las demás bases productivas.

Requisitos para participar en el programa

Si estás interesado en participar en este programa, debes saber que necesitas tener a la mano todos tus documentos, tanto de identidad como de la tierra que se trabaja, la cual debe contar con una distancia de 20 km.

Para que los participantes puedan ser certificados, es necesario que cuenten con un 80% de asistencia y participación, además de cumplir con todos los compromisos asociados tanto al trabajo individual como al de las actividades comunitarias.

Este es un programa diseñado especialmente para Ejidos, Bienes Comunales y Propiedades Pequeñas, lo que quiere decir que, si desarrollas tus actividades de agricultura en alguna de estas modalidades, eres el candidato perfecto para participar en el Programa Sembrando Vida.

Condiciones de la parcela

Como este es un programa que no solo se vincula a las personas, sino que también integra a las tierras en las cuales se trabaja, no es de extrañar que existan ciertas condiciones para poder postular la parcela. En este sentido, es importante tener en cuenta lo siguiente:

  1. La parcela debe pertenecer a un beneficiario o núcleo familiar, no se admiten aquellos terrenos que tengan más de un dueño o propietario.
  2. El terreno debe contar con al menos 2.5 hectáreas, las cuales pueden estar divididas hasta en tres secciones.
  3. Las tierras deben estar abonadas, se debe usar Milpa o Acahual bajo y se aceptan potreros.
  4. No se admiten parcelas donde se aplique la quema y la tala.
  5. Es importante que la parcela no esté en el medio de ningún tipo de conflicto, ya que, de lo contrario, no será posible inscribir en el programa.

Como podrás notar, las condiciones de las parcelas parecen ser mucho más exigentes que las que se incluyen para las personas que puedan participar en el programa. Por este motivo, es de suma importancia que te asegures de que tu parcela cumpla con todos estos requisitos para poder participar.

Otros datos del programa

El Programa Sembrando Vida
Fuente: El Programa Sembrando Vida

El Programa Sembrando Vida ofrece además otros beneficios adicionales, dentro de los cuales podemos mencionar:

  1. Más de 455.749 beneficiarios, los cuales cuentan con empleos permanentes. Esta población se divide entre 31% de mujeres y 69% de hombres con empleos en el sector de la agricultura.
  2. El programa está activo para un total de 21 estados del país, con más de 25.920 localidades y 1.004 municipios, del mismo modo, se incluyen 8.910 ejidos que conforman el proyecto.

A través de las bases productivas, se ha alcanzado la inclusión de programas de siembra sustentables en un total de 1.139.372 hectáreas, las cuales se dividen entre SAF o Sistemas Agroforestales de árboles, tanto maderables como frutales y MIAF o Milpa Intercaladas de Árboles Frutales.

Hasta el momento, se contabiliza que el Programa Sembrando Vida, cuenta con 720.527.840 plantas en parcelas, y un total de 548.961.341 plantas en viveros comunitarios, para un total de 1.269.489.181 en total.

Con la implementación de este programa, se pretende integrar a las comunidades rurales para que se desarrollen nuestros planes y formas de gestión que integren a los campesinos y les permitan atender sus propias necesidades. Todo ello con la intención de que, a futuro, esto mejore las cadenas de producción para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Sin duda, esta es una apuesta que vincula a todas las partes de la sociedad, ya que, no solo de trata de los campos sino del producto que llega a las ciudades, los cual nos permite obtener calidad de vida y gozar de una mejor alimentación como consecuencia.



Written By

Formado em direito Especialista em economia, investimento e finanças pessoal. Seu foco é mudar a vida financeira das pessoas.